Páginas vistas en total

jueves, 2 de marzo de 2017

Superar los abusos: vida adulta.

"Padecer un trauma no significa resignarse a él. Por muy terrible que haya sido la experiencia vivida, siempre cabe la posibilidad de cerrar, total o parcialmente, la herida sufrida."

Enrique Echeburúa. Libro Superar un trauma. El tratamiento de las víctimas de sucesos violentos. Ediciones Pirámide. 2012.


El transtorno de estrés postraumático se cura.
Las secuelas de los abusos sexuales en la infancia se pueden superar. Con ayuda profesional, psicológica y psiquiátrica. Lo describe perfectamente la escalera a la sanidad del abusado sexualmente en la infancia, del libro Puerta a la esperanza de Jan Frank :

1. Afrontar el problema.
2. Contar el incidente.
3. Experimentar los sentimientos.
4. Establecimento de la responsabilidad.
5. Localizar el origen de la conducta y síntomas.
6. Observar a otros y educarse.
7. Confrontar al agresor.
8. Reconocer el perdón.
9. Reconstruir l aautoimagen y las relaciones.
10. Ayudar a otros.

Obviamente esto no sucede ordenada ni linealmente, sino como una espiral, pasas por uno, por otro, vuelves a pasar...

Cuando empiezas a creer que es posible superar las secuelas, vivir de otra manera, todo cambia.

Solo llegar a eso es muy costoso, exige esfuerzo y determinación por tu parte y ayuda por la de otros - los profesionales de la salud, que para eso están- , puede que tal vez ayudas parciales de otras personas, con suerte algún amigo o familiar...

"Solo un 10 % de los que lo cuentan a sus familiares reciben ayuda." Esto sostiene la asociación EL Mundo de los Asi, según su experiencia. F:httphttp://www.larazon.es/sociedad/el-preocupante-aumento-de-los-abusos-a-menores-HI11800755#.Ttt1145EbKtVpcA/http://www.larazon.es/sociedad/el-preocupante-aumento-de-los-abusos-a-menores-HI11800755#.Ttt1145EbKtVpcA/

Teniendo en cuenta la alta incidencia del abuso intrafamiliar, lo habitual es encontrarse no ya con ayuda y apoyo, sino con ataques por parte de la familia de diverso tipo e intensidad, lo hacen para evitar enfrentar esta realidad y refugiarse de los sentimientos que experimentan y lo que consiguen normalmente es perjudicar, todavía más, a la víctima de abusos sexuales en la infancia.

Dice Enrique Echeburúa sobre la superación del trauma en el libro antes citado:
"No se trata de olvidar lo inolvidable, sino de retomar la vida con energía y con alegría. Hoy se cuenta con tratamientos psicológicos efectivos que, junto con el paso del tiempo y el apoyo familiar y social, pueden devolver a una persona la alegría de vivir."


En otro capítulo del mismo libro añade:
"En realidad, la víctima solo llega a sentirse recuperada cuando recobra la sensación de que puede tomar decisiones y controlar razonablemente su vida."

(Personalmente he avanzado mucho, aunque me queda mucho por mejorar, cuanto pueda.
Gracias a todos los que de un modo u otro, están o han estado ahí para mí. Son tantos, sois tantos, que de nombraros me dejaría a alguien seguro. Gracias de corazón.)




No hay comentarios:

Publicar un comentario